Acaba el plazo para eliminar barreras arquitéctonicas en los edificios residenciales


Queda poco más de medio año; el plazo marcado por el Gobierno, en su aplicación del Real Decreto Legislativo 1/2013 que aprobaba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, para que todos los edificios residenciales adapten obligatoriamente sus accesos a las personas con discapacidad, acaba el 4 de diciembre de 2017.

Debe hacerse, además, no sólo en lo relativo al acceso a sus viviendas, sino a todas las zonas comunes de la finca: garajes, trasteros, áreas de recreo, jardines, piscinas, zonas deportivas, salas de reunión…

La obligación alcanza, según estadísticas proporcionadas por el Consejo General de Colegios y Administradores de Fincas de España (CGCAFE), al 75% de los edificios residenciales de nuestro país, cuyas comunidades de propietarios deberían tener ya previstas, a estas alturas, qué reformas son necesarias y qué presupuesto suponen.

 

 

Pueden ser, por ejemplo:

  • Sillas salvaescaleras, que permiten eliminar las barreras de accesibilidad en todo tipo de escaleras, con tramos rectos o curvos.
  • Plataformas salvaescaleras, que facilitan el acceso a edificios o diferentes plantas de una manera fácil, segura y cómoda, incorporando una plataforma para adaptar sillas de ruedas.
  • Elevadores verticales. Perfectos para pequeños recorridos, permiten respetar al máximo la integración del elevador con el entorno.

 

En BCC Elevapractic tenemos más de quince años de experiencia en el sector, lo que nos permite ofreceros un diseño ajustado a las necesidades y presupuesto en el menor tiempo posible. ¡Consultadnos si todavía no tenéis lista la adaptación de vuestra comunidad a la normativa!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 20 =